1 de Corintios 15:30-31

30 ¿Y por qué nosotros peligramos a toda hora? 
31 Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero.